Cuando se combinan seis cuerdas y un sofisticado sistema de teclas y botones, aparece una especial combinacion de sonidos, creandose asi el equilibrio musical perfecto entre las armonias de de la guitarra y las melodias del acordeón.